sábado, 8 de diciembre de 2007

Transparencia en la Administración Pública en El Salvador y Software Libre


En El Salvador es poca la infomación estatal útil que podemos encontrar en los sitios Web de Gobierno Salvadoreño, generalmente hallamos información básica de las instituciones como Misión, Visión y Compromisos y las FAQS, que son las preguntas frecuentes que se tienen sobre el sitio. Por ejemplo, en el sitio de la Defensoría del Consumidor, no se encontran noticias de las empresas más denunciadas por cometer abusos hacia los consumidores, ni cuáles son las violaciones más comunes a la Ley de Protección al Consumidor de cada una de ellas.


Otro punto que llama la atención es que en el sitio web de la SIGET hay documentos que se pueden descargar, como algunos formularios, hechos con el formato de Word de la empresa Microsoft y hay un enlace para bajarse el Word Viewer, que es un visualizador de ese tipo de documentos. En cierta forma se está haciendo publicidad a una empresa en particular como Microsoft, lo que no es correcto en una institución pública, porque inconscientemente hacen creer al usuario que sólo ese producto sirve y podrían terminar comprándolo, existiendo en la Web productos similares que no tienen costo alguno y que pueden hacer, abrir y guardar en ese formato de Word, nos referimos a OpenOffice, que es un software libre y gratuito, a diferencia de los productos de Microsoft que son de pago. En Office Depot de El Salvador, el programa de Microsoft Office 2007 Ultimate vale $999, en cambio OpenOffice no cuesta nada y hace lo mismo que Office y hasta puede guardar documentos en PDF sin necesidad de comprar Adobe Acrobat que vale casi $500.

Lo que deben de hacer las instituciones públicas en sus sitios Web, es tener también un anlace a productos de software libre, para que el usuario decida por uno u otro. Países como Francia, España, Argentina, México ya usan software libre en sus administraciones, ¿porqué El Salvador, que es un país en vías de desarrollo no puede hacerlo?

Algunos dirán erróneamente que usan Microsoft Office porque hay soporte para el producto, pero habría que preguntarles: ¿cuántas veces han llamado a Microsoft para pedir ayuda para usar Word o Power Point?, les dirán que nunca y seguramente nunca lo harán. Además, todavía podrían pagar por esa asesoría. Lo mejor es dejar que el usuario decida, pero hay que presentarles las dos opciones.

Además, en los sitios Web no se encuentran los procesos completos de licitación, ni los documentos presentados por las empresas ofertantes, para que el ciudadano conozca si la empresa ganadora era la mejor opción, sino veamos esas empresas ganadoras contratadas por el MOP, que abandonan los trabajos empezados y aún así las vuelven a contratar en algunos casos. Internet puede ser es una herramienta de transparencia en el manejo del dinero público.

No hay comentarios.: