sábado, 29 de septiembre de 2007

¡Que viva la revolución! o no?


No, no es la que piensa, me refiero a la revolución tecnológica que actualmente vivimos, la que nos sorprende a todos haciéndonos la vida más sencilla.
En décadas pasadas era un lujo tener una computadora en casa, hoy, se venden cientos de miles diarias. Esa gran ventaja nos permite comunicarnos con gran facilidad con alguien que se encuentra al otro lado del mundo o nos facilita encontrar información sobre cualquier tema en Internet. Le pregunto ¿Que prefiere, desplazarse en automóvil o en autobús hasta la biblioteca de su escuela o universidad -en horas hábiles, claro-, o conectarse a la Internet desde la comodidad de su casa -a cualquier hora- y encontrar lo que desea en corto tiempo?... por supuesto elegirá la segunda de las opciones.
Es claro que para entrar a la biblioteca necesitará de un documento que lo identifique y una persona verificará que realmente puede entrar. Esto no ocurre cuando ingresa a unl sitio Web donde serán las computadoras las que se encargan de verificar que usted posee permiso para estar ahí.
Por supuesto con la tecnología ahorra dinero también, ya que si tiene un familiar en Australia o Europa con quien desea iniciar una sesión de audio-video, resultaría fácil y barato a través de la Red; en este caso, de igual forma deberá de identificarse ante la empresa que le permite el enlace (a veces hay que usar la tarjeta de crédito). Pero ¿quién protege su información personal almacenada en las grandes bases de datos de las empresas virtuales?, pues las mismas computadoras deberían de hacerlo -y lo intentan- mediante programas de seguridad que detectan intrusos cibernéticos y bloquean los puertos abiertos para evitar el robo de información. Sería imposible, humanamente hablando, que alguien estuviese las 24 horas del día vigilando millones de cuentas. El problema es que las herramientas informáticas no siempre son efectivas y los hackers (personas que traspasan los niveles de seguridad de un sistema operativo como Windows o Linux) se dedican a robar información confidencial cuando logran introducirse a un ordenador. Esto es una desventaja.
Kevin Mitnick es el más famoso de los hackers al lograr introducirse en las computadoras del Pentágono ilegalmente, resultó encarcelado, ya goza de libertad y trabaja en una empresa de seguridad informática.
Algunos críticos sostienen que en los Estados Unidos es donde menos privacidad existe, debido al tema de la seguridad nacional que toman muy en serio sus gobernantes. El FBI por ejemplo, posee un programa llamado "carnivoro" que intercepta correos electrónicos para monitorear palabras como bombas, terrorismo, ataques, hackers o lo que quieran, y tomar así las medidas del caso (ha generado controversia por el tema de la privacidad); pero se le complica su eficacia cuando se usan programas de encriptación de la información (ocultar el contenido mediante signos incoherentes). El más sorprendente es el llamado PGP (Pretty Good Privacy), que es gratuito y fácil de usar, el cual tiene sus limitantes para usarlo dentro de Estados Unidos (en ese país tiene patentre), por eso hay dos versiones y la que puede usar fuera de EEUU es la versión internacional. Este programa funciona con llaves públicas y privadas. La primera la puede conocer cualquiera, la segunda, sólo el titular. Es decir, si yo envío un correo encriptado a un amigo, ni siquiera yo podría descifrar lo que envié, porque no conozco la llave privada de mi amigo, quien es el único que puede abrirlo; asimismo, alguien que intercepta mi correo tardaría años en descifrar su contenido.
Este tipo de encriptación no es ajena en El Salvador, porque se regula ya en la Ley de Simplificación Aduanera.
En el futuro, esta clase de seguridad jurídica-informática será muy útil, más usada y necesaria a la vez. Un ejemplo claro sería en el Notariado Digital, donde la firma de puño quedará rezagada y se podrán validar escrituras públicas a muchos kilómetros de distancia, sin necesidad de estar ahí físicamente, mediante el uso de la firma electrónica. Por ahora, falta tiempo en El Salvador para que esta firma se use ampliamente en los diferentes sectores sociales como medio de validación de contratos laborales, negocios jurídicos o simplemente para enviarse una carta confidencial; sin embargo, ya se ha empezado a regular en normativas legales vigentes como apunté, especialmente en materia aduanera y tributaria.
En ese contexto, actualmente existen en nuestro país once normativas legales que mencionan el correo electrónico en sus contenidos, generalmente para cuestiones de registros, resultando obligatorio para las instituciones que administran las pensiones. En cuestiones procesales, el artículo 119 C de la Ley de Transporte Terrestre faculta al ciudadano apelar la resolución definitiva mediante e-mail ante el Viceministerio de Transporte, cuando se ha impuesto una sanción por infringir las reglas de tránsito, aunque nadie conoce dicho correo.
Alrededor de todo lo expuesto gravitan varias interrogantes: ¿qué ley garantiza la inviolabilidad del e-mail?, ¿cómo se garantiza que el correo no pueda ser interceptado y nunca llegue a su destinatario o se altere su esencia o simplemente sea leído?, ¿Qué ente especializado fiscaliza a las empresas certificadoras de firmas digitales?, ¿Es legal otorgarles la fe pública de los Notarios a esas entidades? Lo único que por ahora garantiza la recepción íntegra de la información es su encriptación y lo mejor de todo es que su uso es gratuito. Quizá en el fondo es más beneficiosa que perjudicial la tecnología, ¿o no?
Por Lic. Boris Rubén Solórzano
Presidente de INDATA
Publicado en Noviembre de 2003

Internet y los niños (actualizado)


Actualmente son muchas las repercusiones negativas que puede ocasionar Internet en la vida de un niño o joven salvadoreño.

Mediante la pornografía, por ejemplo, puede causarles parafilia, que son desviaciones o conductas sexuales anormales, como el sadismo, masoquismo, voyerismo, zoofilia, necrofilia, etc.

Y todo puede empezar en casa, mediante los chats de los programas de mensajería instantánea, como yahoo messenger o msn messenger, los cuales están infestados de predadores: gente mala o pervertidos sexuales que desean hacer algún daño a quien sea, especialmente a los niños por ser más vulnerables de caer en sus redes. Con faltas de ortografía inconcebibles, estas personas tratan de aliviar sus fantasías sexuales o simplemente, entretenerse mientras se hacen pasar por quienes no son. Pero ahora han surgido otras amenazas igualmente potenciales, como sitios web donde se intercambian opiniones, audio, videos y fotografías de los usuarios, tales como hi5.com. msn space, etc. En estos lugares no se tiene un control de las edades de las personas que abren sus cuentas para interactuar con otras, por lo que es usual encontrar niñas desde los 10 u 11 años de edad con páginas personales donde exponen sus fotos y videos, y quienes reciben muchos comentarios a sus fotos sobre lo que se piensan de ellas y reciben ofertas de empezar a entablar una "amistad cibernetica" mediante el messenger. Por lo tanto, muchas chicas y chicos menores de edad comienzan a revelar datos de su vida que puedan ser utilizados por extraños para fines sexuales con ellos. Los padres de familia deben de estar alertas a estos comportamientos y actitudes. A las autoridades se les recomienda de una vez empezar el estudio del problema y aprobar leyes que castiguen severamente a estas personas que andan en búsqueda de placeres sexuales desviados con menores de edad.

Lo recomendable es evitar que sus hijos entren a los chats y que usen mejor programas de conversación como Yahoo o Msn Messenger, donde la mayoría de contactos son amigos conocidos, y platicar con ellos sobre las personas con quienes tienen cntacto por esa vía, porque lo más seguro que ese contacto pase a ser directo y personal.
Si los menores de edad poseen correo electrónico, se aconseja que la contraseña sea conocida por los padres, quienes deben de enseñarles a bloquear direcciones de correos amenazadores, no abrir los sospechosos y a no responder el correo basura -spam-, ya que al hacerlo, pueden revelar información importante, y hasta pueden ser víctimas de personas inescrupulosas que envían correos diciéndole que se ha ganado unas vacaciones soñadas en el Caribe y que para reclamar su premio debe de llamar a Miami sin costo. Eso es una trampa. Una persona en nuestro país llamó y pagó con su tarjeta de crédito 700 dólares y a la fecha, no sabe nada de su dinero ni se fue de vacaciones. Los adultos podemos ser presa fácil también.
Otros de los problemas para los niños, son los resultados de las búsquedas que realizan en Internet, ya que muchas veces las páginas encontradas no corresponden con lo pedido, sino que caen en sitios Web de personas enfermas, que previamente han configurado sus sitios para que salgan listados en las búsquedas de niños. Y es que cada página en Internet posee códigos de identificación que sirven a los motores de búsqueda para encontrarlas, pero algunos sujetos identifican sus sitios de pornografía con palabras como "pokemon", "digimon" y "sexo" (palabras teóricamente incompatibles), y el buscador cree que es apta para niños, mostrándoselas como buenas. Cuando entran al sitio, observan sus dibujos animados teniendo sexo. Observen que pokemon está sin acento, ahí radica el truco. Otras, contiene las palabras de picapiedras o similares que termina con el joven en sitios de contenido sexual desviado.
Por otro lado, los niños no están exentos de las influencias de sus compañeros de escuela. Es claro que no todos provienen de un mismo tipo de familia, por lo que hay chicos que pasan horas en Internet sin supervisión de un adulto responsable, encontrando sitios pornográficos, que luego comparten con los demás para sobresalir. Los padres pueden plantear en las reuniones escolares que se controlen mejor los sitios que los alumnos visitan. Y en casa, les explico cómo hacer para saber en qué sitios han navegado sus hijos, para los que no lo saben: primero, abrir Internet Explorer; luego, hacer clic en Herramientas- Opciones de Internet- Configuración y Ver archivos. Esas son las últimas páginas que visitaron. Si encuentran sitios pornográficos, platiquen tranquilamente con ellos, haciéndoles ver lo dañino que es la pornografía, ya que a veces involuntariamente pueden llegar a un sitio con contenido sexual. Por cierto, hace poco me enteré de un niño de siete años edad que cuando su Mamá estaba acostada se le tiró encima y le dijo: "que bien estás".
Prevenir la explotación o pornografía sexual de niños y niñas es tarea de todos, por lo que es necesario denunciar a las personas que se dedican a esa tarea, ya sea en Internet o fuera de ella, aunque es más peligroso en la Red, porque es más difícil descubrirlas. Si es mediante el E-mail, es bueno anotar el correo de donde se recibió algún tipo de fotografías o videos sexuales y comunicarse con las autoridades respectivas o a nuestra Asociación de INDATA. Si es una página Web, puede denunciarlo en lugares contra la pedofilia que existen en Internet; en todo caso, hacerlo del conocimiento de la Policía Nacional Civil o de INDATA. De igual forma, los padres pueden prevenir que sus hijos visiten páginas sexuales, estableciendo contraseñas que evitan que entren en sitios de desnudez o violencia.
Existen programas que bloquean cualquier imagen que desee, especialmente utilizando Mozilla Firefox, en vez de Internet Explorer, ya que este es muy inseguro en cuestiones de seguridad en línea. Firefox tiene complementos (vea Herramientas-Complementos-Obtener extensiones) donde encontrara muchos de los cuales le serviran para una experiencia en Internet más segura para Ud y sus hijos. Hace unos meses se publicó una noticia de un video con dudosa actitud donde aparecía una niña de 5 o 6 años siendo -al parecer- abusada sexualmente por un hombre desconocido para la autoridades.
Cualquier duda o consulta escríbanos a INDATA y le ayudamos a solucionar sus interrogantes o canalizar denuncias de actividades anormales o ilícitas en la Red.
Boris Solórzano, Presidente de Indata
-----
Imagen de finantek.com

jueves, 13 de septiembre de 2007

Ubuntu de Linux


El día 13 de septiembre de 2007 un periódico nacional publica un artículo foráneo sobre Linux y Windows, específicamente refiriéndose a Ubuntu.

En ese reportaje pequeño se resalta que Ubuntu aún es difícil de usar para un usuario común, de lo cual en INDATA no concordamos, ya que deja de lado muchas virtudes de ese sistema operativo y señala algunas irregularidades respecto del mismo. Por ejemplo, dijo el autor del artículo que intentó escuchar música en Ubuntu y hacían falta codecs (pequeños archivos para escuchar bien la musica o ver bien el video), lo cual no ocurría en Windows. Esta afirmación es inexacta, muchos coincidirán en que aún la última versión de Windows Media Player de Windows no puede reproducir algunos videos por falta de codecs y cuando los busca automáticamente, no los encuentra; en cambio, Ubuntu 7.04, sí los encuentra de forma automática la mayoría de veces --siempre requiere de algún codec-- y los instala sin reiniciar. Siendo así, esa versión de Ubuntu ya no es difícil de usar como señala el autor citado, es más, el mismo acepta que ha recibido cientos de correos electrónicos para que hablara de Ubuntu y lo hizo. Asimismo, él mismo expone también que la empresa Dell ya vende laptops con Ubuntu preinstalado.

Pero la eventual falta codecs sucede porque cada video por ejemplo, puede estar hecho con diferentes programas que tienen sus propios codecs de reproducción, por lo que a veces el reproductor solicita la búsqueda automática de los mismos de forma automática, estando la diferencia en que Ubuntu siempre los encuentra en las pruebas que hemos hecho, en cambio, Windows, no siempre; ahora, esto nos lleva a la conclusión de que no radica ahí lo fácil o difícil de usar uno u otro sistema operativo, sino que está la diferencia en la costumbre del usuario, a quien le infunden temor de dejar de usar lo que siempre ha usado, como el artículo en mención.

Veamos. En Ubuntu ciertos drivers de hardware (scánners, cámaras digitales, teléfonos celulares, pockets pc, etc) a veces son de difícil encuentro porque los fabricantes no hacen los drivers para linux, sólo para windows; sin embargo, la comunidad de personas que trabajan para mejorar la experiencia del usuario en Ubuntu se las ingenia después de testear varios drivers para hacer funcionar las cosas con el tiempo y siempre hayan la solución, eso hace a Ubuntu un gran sistema operativo. Y es que Ubuntu puede funcionar hasta en computadoras antiguas y por supuesto las nuevas, eso no siempre ocurre con Windows, el cual la versión de Windows Vista no puede funcionar en PC's viejitas por la cantidad de recursos que usa, lo que obliga al usuario a invertir en una nueva o comprar hardware compatible con ese sistema. Esto es una desventaja tanto para el usuario común como para el experto; por eso mucha gente esta empezando a usar Ubuntu.

Una de dos, o el artículo no es reciente o el autor del mismo no dice la vedad, ya que la última versión de Ubuntu (7.04) ya busca algún codec faltante de forma automática, la anterior no lo hacía, y eso que de Ubuntu sale una nueva versión cada 6 meses, si, así de corto es el tiempo entre versiones. Además, este sistema se actualiza casi a diario en cambio Windows no, lo que hace Microsoft es sacar los Service Packs cada cierto tiempo, ya se espera el primero para principios del siguiente año, y es una forma valedera de protección, vale aclarar que algunas empresas no tienen el recurso humano como el que trabaja en cada versión de alguna distribución de linux, son miles.

Por parte de INDATA hemos probado Windows Vista, el cual parece más seguro que su versión anterior de XP, pero la utilización de recursos del sistema hace que no funcione con computadoras que tengan sólo 512 de RAM, es tardado el proceso de inicio y cierre, aún con 1 GB de Memoria Ram tampoco es suficiente para una experiencia confortable. Se debe de tener como mínimo 2 Gb de RAM para un funcionamiento decente. Por su parte Ubuntu con 512 puede correr bien, con 1GB de RAM, excelente.

Si Ud tiene dinero y quiere comprar Windows Vista, hágalo (no se recomienda usar versiones piratas porque es delito), pero es su decisión, pero tendrá que invertir en más memoria ram y liarse con las incompatibilidades de software y hardware de Vista (esto no es una tarea fácil para un usuario común). Tiene que invertir también en un BUEN antivirus y un BUEN cortafuegos, si quiere navegar tranquilo en la Red. Desde luego tendrá que invertir más dinero en una suite ofimática para trabajar sus documentos como Microsoft Office, y no es nada barato.

Si tiene dinero pero quiere ahorrárselo para algo más, también puede descargar Ubuntu e instalarlo en su PC o puede pagar a alguien que se lo instale por una suma pequeña, comparada con el otro sistema operativo y ese será su único gasto, ya que Ubuntu es libre y gratis, no necesita cortafuegos ni antivirus, ya trae su suite ofimática (Open Office) con el cual puede hacer, abrir y editar archivos hechos en Microsoft Office con anterioridad, y es gratis y libre. Si le dicen que Open Office es bueno pero no hay soporte para el producto, pregúntese ¿cuándo fue la última vez que llamó a solicitando ayuda para usar su procesador de texto habitual?, nunca lo ha hecho y seguramente nunca lo hará.

También le dirán que tiene programas que sólo en Windows funcionan, pues sígalos usando en Windows, ya que puede instalar Ubuntu en otra partición de su disco duro y tener un arranque dual de Ubuntu y Windows, teniendo la opción de usar los dos en la misma PC.

Por último, si no tiene una velocidad rápida de Internet para bajarse Ubuntu, mándelo a pedir que le envían gratis a su casa los CD's de instalación de Ubuntu, así como lo lee, gratis.

Observe que libre no es lo mismo que gratis, por ejemplo, Internet Explorer y Windows Media Player son gratis, pero no son libres, ya que no puede modificarlos. Todos los programas que trae Ubuntu y el mismo Ubuntu se pueden modificar y son gratis.

Y si de rapidez hablamos, Ubuntu se lleva el premio ya que al no cargar tantos programas en la memoria residente o mejor dicho, que inicien al encender la PC, no se pone lento y cierra casi de inmediato. Puede usar Firefox en él, asi como lo hace en Windows, trae cientos de juegos y gratis. Es decir, usando Ubuntu no comete delito de piratería, porque nadie es dueño del software libre o abierto y podrá hacer todo lo que hace en Windows.

Windows Vista y/o Ubuntu... Ud decide.