lunes, 7 de abril de 2008

Necesidad de intervención de las comunicaciones en El Salvador.


En El Salvador algunos sectores políticos y sociales se oponen a que se apruebe la intervención de las comunicaciones para la investigación de delitos. ¿Hay necesidad de hacerlo en el país?, ¿es necesario que se intercepten llamadas de teléfono o correos electrónicos de narcotraficantes, pandilleros que extorsionan por esa vía?, ¿Solo ellos son peligrosos?

Pondré un ejemplo claro de la necesidad desí hacerlo. El siguiente caso ocurrió en Perú y tuvo un final éxitoso. (extractos de la red peruana contra la pornografía infantil)

Ricardo M., de 29 años de edad (foto), originario de Chiclayo, Perú, decía en sus conversaciones en línea: "Tengo fotos de lo mala que has sido y, si no me pagas, se las pasaré a todos tus amigos". Ricardo M. enamoró a dos hermanas de 12 y 16 años de edad a través de la mensajería instantánea, mejor conocido como "el Messenger", después de haberse interesado en el tipo en el sitio sexyono.com . Su anzuelo era el siguiente: "Xoy un xavo de la Amazonía del Perú. Soy un xavo noble, muy tierno y sensible. Si quieres conocerme, escríbeme". Así se ganaba la confianza de las niñas quienes pensaban que tenía 18 años y se hacían "amigos", hasta que el detenido empezó a pedirles dinero por la situación económica que vivía, ya eran novios cibernéticos para es entonces y las había convencido de posar desnudas frente a sus cámaras web. Las inocentes víctimas utilizaron sus ahorros y prestaron dinero para poder ayudarle a su amigo y novio nuevo, quien vió que la cosa era fácil. Se dice que recibió cerca de 5 mil euros por engaños y amenzas a sus víctimas.

Antes de eso, la ingeniería social (formas de engañar a alguien para obtener información o datos que después los ocupan en su contra) ya había empezado a funcionar para Ricvardo M. Al ver fácil el envío de dinero quiso más y amenazó a las hermanitas de publicar las fotos que las había tomado por la webcam donde aparecían desnudas, fue cuando ellas decidieron pedir ayuda a sus padres. Sin embargo, Ricardo M. también empezó a amenazar a los padres de publicar las fotos de sus hijas desnudas si lo denunciaban, pero no soportaron más cuando les pidió 4 mil 700 dólares como chantaje y acudieron a las autoridades quienes lo terminaron arrestando.

Las autoridades rastrearon elmordenador de Ricardo M y descubrieron que vivía en perú y que tenñia en sus contactos una cantidad grande de niñas a las que intentaba seducir, igual modo de operar utilizaba con niñas de Italia y Suiza. Solicitaron así una autorización a un juzgado de lo penal de Lima para intervenir sus comunicaciones. La Policía encontró luego que Ricardo M. se hacñia pasar como Representante de Modelos de Lencería a los contactos de su Messenger en búsqueda de chicas jóvenes para tales fines. Determinaron que este era su modus operandi:

"Este sujeto tenía acceso a sus víctimas mediante el uso de la red de mensajería instantánea a través de Internet, muy utilizada por menores de edad, donde las personas se comunican mediante texto en tiempo real, con la posibilidad de intercambiar fotografías y conectar un vídeo cámara a su computadora para transmitir su imagen"; "acudía a dos cabinas de Internet en Chiclayo y desde allí, bajo la identidad de 'Tu_xiko-lindo', convenció a las menores para que se desnudasen mientras él mostraba algunas de sus partes íntimas"
----------
Este es un ejemplo claro de la necesidad de que los diputados de El Salvador aprueben la intervención de las comunicaciones para investigar delitos, ya sean de drogas, contrabando, trata de personas, y por supuesto de abusadores sexuales en línea, conocidos como pedófilos, quienes dañan a los que más protección requieren: la niñez. Imaginemos la angustia que pasaron esas niñas y sus padres, al estar lidiando con alguien que se aprovechó de las niñas y que pudo haberles ocasionado un daño moral mayor para toda sus vidas, ya que una imagen en la red queda para siempre ahi, no se puede desaparecer aunque se borre, siempre habrá alguien que la tenga.

Por Lic. Boris Solórzano., Presidente INDATA.

No hay comentarios.: