lunes, 20 de octubre de 2008

Pornografía Infantil


Indata se une a la campaña contra la Pornografía Infantil y queremos copiar un extracto del post por Paco Sanchez del blog vagón-bar y dar a conocer lo que les espera a las personas que realizan búsquedas de pornografçia+infantil en la red y de cómo Jesús proteger expecialmente a los niños, nuestros niños:

----
“Y al que escandalizare a uno de estos pequeñuelos que creen en mí, más le valiera que le colgasen al cuello una piedra de molino de asno y le arrojaran al fondo del mar… Mirad que no despreciéis a uno de estos pequeñuelos, porque en verdad os digo que sus ángeles ven de continuo en el cielo la faz de mi Padre que está en los cielos”.

El niño no puede defenderse, no puede protegerse contra las personas mayores. No puede rivalizar en la habilidad, la experiencia, la reflexión de los adultos. Menos todavía cuando el adulto es malo, cuando envenena su espíritu, enturbia su sentimiento del bien y del mal, acucia los sentidos mal protegidos del niño, destruye el pudor y el respeto. Nada puede hacer el niño para defenderse de todo esto. Pero Jesús dice: Tened cuidado. Al ver este ser débil, veis un misterio divino, delicado, sagrado. Quienquiera que ponga la mano en él comete una acción tan horrible que mejor sería que se le hubiese aniquilado antes como a un animal peligroso.

Nuestro texto es uno de los raros pasajes de la Sagrada Escritura que nos hablan del ángel de la guarda que Dios ha dado al hombre para que proteja su tesoro sagrado. La imagen del ángel de la guarda se ha diluido en el transcurso de los tiempos, como todo lo grande que la Revelación contiene. Se ha convertido el ángel en una especie de vigilante invisible que impide al niño caer al río o ser mordido por una culebra. El ser glorioso y terrible del que habla la Sagrada Escritura se ha convertido en algo sentimental, casi equívoco. En realidad, el ángel es el primer ser creado por Dios. Su naturaleza está dotada de una potencia irresistible. Cuando se aparece a los hombres, sus primeras palabras son: “No temáis”, lo cual significa que él mismo confiere la fuerza para ser soportado. Ha recibido de Dios el encargo de proteger el tesoro santo albergado en el hombre confiado a su cuidado. Le protege a través de los errores, el sufrimiento, la muerte… Y he aquí que Jesucristo dice: “Ten cuidado de no tocar lo sagrado que hay en el niño. Detrás de él está el ángel que ve a Dios”. Detrás del niño está Dios. Si te acercas demasiado a él, rozarás algo que conduce inmediatamente al misterio de Dios. Y entonces te verás cara a cara con un adversario terrible. Es cierto que este se calla. Parece que no ocurre nada. Pero un día sabrás lo que sucedió cuando se convirtió en adversario tuyo. Queda manifiesta aquí la santa dignidad del ser que no puede defenderse.
---

Las personas que realizan esas búsquedas en línea de pornografia+infantil ojala lleguen a este sitio o a todos los que se han unido a esta batalla contra los malvados que se encargan de navegar en esas perversas páginas y dejen de hacerlo.

Boris Solórzano, Presidente de INDATA

No hay comentarios.: