sábado, 5 de julio de 2008

El Salvador: ¿A quién le corresponde?, Se sigue exhibiendo pornografía infantil en la calle.


El Diario de Hoy de El Salvador publica una noticia el día 4 de julio de 2008, que los discos de pornografía infantil se siguen vendiendo en la calle sin ninguna restricción ni control legal de parte de las autoridades públicas, razón por la cual los vendedores de discos piratas se autorregularan. Uno de los dirigentes de los vendedores dijo que: "El acuerdo aún no se ha cumplido a totalidad debido a que se requiere de un proceso de difusión interna a nivel de los socios de las gremiales de informales"; refiriéndose a la medida de dejar de vender ese tipo de discos en la calle y que quien no cumpla con la medida, puede ser sancionado hasta con el cierre del puesto de venta.

Ahora, de ese tipo de acciones y declaraciones podemos sacar varias conclusiones y muchas interrogantes.

En El Salvador tenemos un Código Penal que regula aquellas conductas contrarias a la ley, las cuales tienen una consecuencia jurídica a quien las violente. Para el caso de la venta de pornografía infantil el Art. 172 establece:

"El que por cualquier medio directo, inclusive a través de medios electrónicos, fabricare, transfiriere, difundiere, distribuyere, alquilare, vendiere, ofreciere, produjere, ejecutare, exhibiere o mostrare, películas, revistas, pasquines o cualquier otro material pornográfico entre menores de dieciocho años de edad o deficientes mentales, será sancionado con prisión de tres a cinco años".

Esta norma está vigente desde el mes de enero del año 2004 y se ha encargado a la Fiscalía General de la República la investigación de delitos y este tipo penal se persigue de oficio, no se requiere denuncia previa para investigar y enjuiciar a quienes venden discos de esta naturaleza en la calle a la vista de todos, de niños y niñas especialmente, quienes ven este tipo de material como bueno y nadie hace nada, creeran que es bueno toda su vida.

Y es que no comprendemos cómo es que se les está pidiendo a los vendedores que se auto-regulen en la venta de pornografía infantil, la policía y la Fiscalía deben de llegar, decomisar y enjuiciar a quienes sorprendan vendiendo ese material y no por el delito de violación a la propiedad intelectual, sino por venta de pornografía infantil.

Se valora o se ponderan los derechos mayormente afectados: estamos ante la pornografía infantil frente al uso de software, música y películas piratas.... ¿qué se debe de investigar con prioridad?...pues el primer delito tiene que ser.

No son medidas de difusión o autorregulación entre vendedores para dejar de vender pornografía infantil, es detención y enjuiciamiento, no hay vuelta de hoja.

Y algo seguro es que los vendedores tendrán ese material escondido para seguirlo vendiendo, ellos sólo quieren vender para comer.

En la noticia se hace ver que las autoridades públicas no hacen nada al respecto y ya es tiempo de que se empiece a perseguir ese delito con prioridad. La alcladíoa municipal puede hacer su parte, promoviendo la prohibición de venta de pornografía infantil mediante rótulos de advertencia.

Otra cosas más que llama la atención es el hecho de la procedencia de ese material, que seguramente lo bajan de la internet, donde es fácil conseguirlo, por lo que la policía y la fiscalía tiene que tener unidades de investigaciópn de delitos telemáticos y cortar el servicio de Internet a las direcciones Ip que bajan esos archivos. Así de sencillo.

miércoles, 2 de julio de 2008

España: La pedofilia desborda a la Policía y se convierte en una 'epidemia'


17 de junio: un joven de 24 años es detenido en Tarragona con 700.000 archivos de pornografía infantil ocultos en dos ordenadores. 3 de junio: la Policía detiene a 78 personas en toda España con "millones de fotos y vídeos" de pedofilia distribuidos en 179 discos duros y 2.500 soportes.

Son dos ejemplos muy recientes del ingente trabajo que tiene la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Comisaría Judicial de la Policía Nacional, que dirige la lucha contra la pornografía infantil. En la BIT reconocen que no dan abasto.

Muchos pedófilos no sabían que lo eran antes de Internet

Internet ha sido la clave, ya que "facilita el anomimato en la tenencia y la distribución de pornografía infantil", explica a 20 minutos Enrique Rodríguez, inspector jefe de la BIT. Si en el año 2000 sólo hubo 26 detenciones, en 2005 la cifra se multiplicó por 10 con 260 arrestos. En 2006, 2007 y lo que llevamos de 2008 ya han sido detenidas otras 489 personas.

Guillermo Cánovas, presidente de la asociación de ayuda infantil Protégeles, califica la situación de auténtica epidemia. "Muchos pedófilos no sabían que lo eran antes de Internet. Ha sido la Red la que ha permitido a muchos descubrir el porno infantil, localizarlo e intercambiarlo".

Las webs pedófilas se multiplican y multiplican. La mayoría son de habla inglesa, también las hay en español, las menos, y últimamente proliferan en ruso y japonés.

30.000 denuncias al año

La ecuación es sencilla. Más páginas pedófilas, más consumidores y también más denuncias. El porno infantil se intercambia en foros, redes P2P, canales de mensajería instantánea, programas de descargas o chat-IRC. Cada vez es más accesible y por tanto, más denunciable.

La BIT recibe unas 30.000 denuncias o avisos cada año de los internautas, muchos por porno infantil. Su comprobación y veracidad desborda el trabajo de la brigada policial. Protégeles recibe a su vez unas 3.000 denuncias al mes, que también son comprobados antes de ser enviados a la Policía (denuncias.pornografia.infantil@policia.es).

Acabar con la producción

"Nuestro objetivo último no debe ser sólo detener a los pedófilos que consumen e intercambian, sino desmantelar los centros de producción, donde se hacen las fotos y los vídeos", explica Rodríguez. España es de momento sólo un país de consumo de porno infantil, no de producción. En los últimos años, la BIT ha logrado rescatar a 50 menores de redes pedófilas. Como los bebés que fueron vejados por Nanysex, el joven de 25 años que está siendo juzgado po 10 delitos de abusos sexuales.
La BIT ha logrado rescatar a 50 menores de redes pedófilas
Protégeles ha identificado 12 tipos de pedófilos. Uno de ellos es el pasivo, aquel que siente una atracción sexual por los niños pero no pasa al terreno de la realidad. "El pasivo promotor sí demanda porno infantil, y si hay demanda, tiene que haber oferta, es decir, abusos".

¿Pedófilos o pederastas?

El primero es "el adulto que siente una atracción sexual hacia niños". El segundo, el que "abusa sexualmente" de ellos, según la RAE. Para Guillermo Cánovas, de Protégeles, no hay tal distinción, ya que el pedófilo también engloba "al adulto que pasa de la fantasía al acto".

Lejos de términos y definiciones, tanto Cánovas como la Policía coinciden en destacar que la pedofilia es un paso previo a la pederastia. "Es la evolución natural. Se pasa de la fantasía de ver fotos de menores a intentar tener relaciones con ellos", explica el inspector Rodríguez.