jueves, 5 de febrero de 2009

Publicación de Nombres, Profesión, DUI y NIT de deudores y fiadores en el periódico

EL 30 de enero pasado apareció en La Prensa Gráfica una publicación de 11 personas naturales y jurídicas que tiene mora en sus créditos financieros, junto con sus números de Documentos de Identidad (DUI) y sus números de identificación tributaria (NIT), así como sus profesiones u oficios. Al final de la publicación aparacen números de teléfonos y una dirección donde acudir a solventar los casos.

Muchas personas se preguntan si este tipo de publicaciones son legales o no. Para ello quiero retroceder en el tiempo al año 2002 cuando demandé a la empresa DICOM en la Corte Suprema de Justicia por mantenerme en su base de datos sin causa ni motivo alguno. la Corte suspendió el acto y obligó a DICOM a sacarme. 2 años depués la Sala de lo Constitucional resolvió el caso y sentó en El Salvador la primera jurisprudencia sobre Protección de Datos o autodeterminación informativa, sosteniendo que todos tenemos derecho a controlar el flujo de nuestros datos personales y privados, especialmente mediante la informática.

Dato es toda información que nos identifica o nos puede identificar de alguna manera, adentrándose así a la esfera privada de nuestras vidas, donde sólo a pocos les permitimos hacerlo. Con la llegada de la era de la información la intimidad se ha vuelto el derecho mas vulnerable y más vulnerado de todos y han aparecido empresas que se lucran con la información personal.

Hay datos de distinta naturaleza, unos privados, otros sensibles (como de la salud, religiosos y políticos), otros generales. Unos nos afectan que se conozca por muchos, o simplemente no queremos. Otros datos nos identifican públicamente y en las relaciones comerciales, donde sin algunos documentos de identidad no hacemos nada.

Estos datos de identificación son únicos y de por vida, necesariamente tienen que estar resguardados de aquellos a quienes no les interesan ni pertenecen. Si los datos de identidad únicos son conocidos por muchos, se corre el riesgo de perder la identidad, como sucede con la actriz Sandra Bullock en la película "The Net", y que alguien más termine utilizando nuestra información para obtener beneficios ilícitos.

En el sitio Web del Periódico Uno de Argentina se puede leer un extracto sobre los peligros por el mal uso de datos personales, así:

"Por otro lado, Norberto López está cansado de recibir en su domicilio diferentes tarjetas de crédito, emitidas con sus datos, sin que él las haya solicitado: “Me parece inadecuado que mis datos estén circulando por las empresas sin mi autorización”, exigió.

Sin embargo, uno de los casos más graves lo representa Nancy Álvarez, a quien le robaron su identidad. “Alguien usó mi nombre, mi número de documento y mi recibo de sueldo para sacar créditos y hacer compras, y ahora soy deudora de algo que nunca compré ni pedí”, relató."

Ahora, en El Salvador el documento de identificación por excelencia y por ley es el DOCUMENTO UNICO DE IDENTIDAD (DUI), luego está el NUMERO DE IDENTIFICACIÓN TRIBUTARIA (NIT), que son datos personales y privados que merecen resguardo de la vista de todos, pero eso no parece importarle a quien hizo la publicación, quien ni siquiera se identifica, pero con bombo y platillo da a conocer datos personales de muchas personas dejándolos en peligro sus datos para que sean robados por mafiosos para falsificar DUIS y obtener bienes y servicios. Dichas publicaciones violentan el derecho a la protección de datos de los salvadoreños que aprecen ahí, y la Defensoría del Consumidor debería de actuar de oficio para eliminar ese tipo de acciones.

Sino, la opción que queda es derogar todas las leyes sobre incumplimiento de contratos, recuperación de deudas, embargos, etc, ya nadie las usa, se utiliza la presión social indebida, la verguenza, la humillación, las llamadas continuas al trabajo, la casa, a toda hora, hasta que la gente pague y todavia se le carga el gasto por esas actividades abusivas. Ni se diga del pobre fiador quien sufre grandes atropellos, sin que antes se agote la búsqueda del deudor principal, y quien también queda mal informado en DICOM cuando los acreedores no quieren ir tras el deudor, sino que enfilan contra el fiador, quien quizá se esfuerce mucho por mantener a su familia.

Recordemos que todos pueden caer en mora en algún momento, pero es como el dolo penal, que hay que probar la MALA INTENCIÓN de cometer un hecho reprochable, asi debe de ser en la mora, no todos dejan de pagar sus deudas porque quieren.

Por Lic. Boris Solórzano, Abogado y Presidente de INDATA.

2 comentarios:

verysoon dijo...

Un dia que quise comprar una laptop al credito en un establecimiento muy conocido me dijeron que estaba en DICOM y que no podia acceder al credito. lo que me enoja es que no le debo nada una famosa compañia telefonica la cual me incluyo en sus reportes .ahora tengo que gastar mi tiempo y dinero en ir a sacar una constancia para llevarla a DICOM.. Es injusto y he pensado demandar a las 2 empresas que tanto costo beneficio me traera..no se.
Yo creo que actualmente estamos sin armas para defendernos ante estos capitalistas que no mas hacen daño por sus enormes errores

Anónimo dijo...

La protección de datos es importante. Vital.
Lo felicito por este esfuerzo aquí en la tierra cuscatleca.