domingo, 6 de noviembre de 2011

Sitios gubernamentales salvadoreños hackeados desde hace años.

No son nuevos los ataques a Sitios Web de Instituciones públicas, se han venido dando desde el año 2000, sumando a la fecha aproximadamente mil ataques o deformaciones de sitios web del gobierno y de la empresa privada.

Los ataques han surgido desde Brasil hasta Kosovo, Indonesia, Turquía, y casi siempre dejan un mensaje de alerta y un correo para que los administradores de la red se comuniquen con el atacante, así les dice cómo tapar el agujero por donde penetro al sistema.

Los mensajes en las páginas atacadas son variados, en uno de los ataques a DICOM EQUIFAX EL SALVADOR, fue un grupo autodenominado chicas  lesbianas las que se encargaron de hackear la página el 15 de mayo de 2002 a las 2:37 pm.



Ciertamente pocos se han salvado de la intrusión informática a sus sitios web y redes internas, aunque las que más llaman la atención son los webs de la Presidencia de la República. El Ministerio de Economía sufrió una deformación de su sitio web el 2 de octubre del año 2000, a las 17:45.



El 19 de abril de 2011, la Secretaría Técnica, la Secretaría de la Cultura y la Secretaría de Inclusión Social, todos de la Presidencia de la República de El Salvador, sitio que también fue atacado, fueron hackeados desde Kosovo y Albania, advirtiéndoles que su sistema era débil y necesitaban más seguridad. El 5 de noviembre de 2011 fueron objeto de la misma clase de ataques.















----------------------------------------------------------

A continuación unos pantallazos más de sitios como la Corte Suprema de Justicia y un colegio privado, así como una captura de pantalla de un pequeño listado de sitios alterados en El Salvador.




Notemos que debemos actuar ya en El Salvador para proteger la infraestrutura crítica que puede verse amenazada en el futuro, como control de vuelos, documentos de identidad, información personal de familia, pago de impuestos, etc, de lo contrario, lamentaremos no hacerlo. Por suerte algunos de los atacantes han dejado sus correos de contacto para ayudar, pero no siempre es así.


No hay comentarios.: