sábado, 30 de junio de 2012

Corte Centroamericana de Justicia con software malicioso.


Resultado del diagnóstico de Google al sitio de la Corte Centroamericana de Justicia: 
¿Cuál es el estado actual de cendoc.ccj.org.ni?
El sitio aparece como sospechoso. Visitar este sitio web puede dañar su computadora.
En los últimos 90 días, se indicó 3 veces que parte de este sitio realizaba actividades sospechosas.
¿Qué ocurrió cuando Google visitó este sitio?
De las 3 páginas que probamos en el sitio durante los últimos 90 días, 2 páginas tuvieron como resultado la descarga e instalación de software malicioso sin el consentimiento del usuario. Google visitó el sitio por última vez el 2012-06-29. La última vez que se encontró contenido sospechoso en este sitio fue el 2012-06-29.El software malicioso incluye 7 scripting exploit(s), 3 trojan(s).
El software malicioso está alojado en 5 dominios, incluidos nikjju.com/nmmkmm.com/koklik.com/.
Este sitio se alojó en 1 redes, incluidas AS27742 (Amnet Telecomunicaciones).
¿Este sitio ha actuado como intermediario en la distribución de software malicioso?
En los últimos 90 días, cendoc.ccj.org.ni no pareció funcionar como intermediario para la infección de sitios.
¿Este sitio ha alojado software malicioso?
No, este sitio no ha alojado software malicioso en los últimos 90 días.
¿Cómo ocurrió esto?
En algunos casos, terceros pueden agregar un código malicioso a sitios legítimos, lo que podría ocasionar que mostrásemos el mensaje de advertencia.
Pasos siguientes:

miércoles, 20 de junio de 2012

Admiten demanda en contra de DICOM.


Sala Constitucional admite demanda contra DICOM por uso ilegal de datos personales
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia admitió este miércoles una demanda de inconstitucionalidad contra la empresa DICOM, por el supuesto uso ilegal de datos personales.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), informó mediante un comunicado que admitió este miércoles, una demanda de inconstitucionalidad contra la empresa DICOM, por presuntamente utilizar de forma arbitraria e ilegal, información personal de miles de personas.
La demanda fue presentada por la Asociación Salvadoreña de Protección de Datos e Internet (INDATA) contra DICOM por el supuesto procesamiento arbitrario e ilegal de datos personales de miles de personas.

Una de las razones por la cual, explica el comunicado, la demanda fue admitida, es que DICOM estaría supuestamente obstaculizado el ejercicio del derecho "a la autodeterminación informativa" (derecho a decidir sobre el uso de datos personales) como manifestación del derecho a la seguridad jurídica, plasmado en el art. 2 de la Constitución".
En su demanda, INDATA plantea que “DICOM es una empresa que ha trabajado por años en el manejo de los datos crediticios de las personas hasta convertirse en un referente obligatorio en dicha área. Sin embargo, en los últimos años los datos que maneja incluyen información relativa a otras facetas más íntimas y elementales de la vida, tales como la salud y la educación. Esto representa un peligro si no se regula y se detiene la venta y uso no autorizado y arbitrario de esos datos”.
De acuerdo al comunicado de la Sala, DICOM tendrá que comprobar que la información que brinda está sometida a un proceso constitucional por la presunta vulneración del derecho a la autodeterminación informativa; es decir, que está obligada a informar a las empresas que compren la información privada de los salvadoreños, que la entidad está siendo sometida a un proceso de inconstitucionalidad.
La resolución fue admitida por unanimidad de los magistrados de la Sala de lo Constitucional.
En 2011 la Sala de lo Constitucional emitió una sentencia de inconstitucionalidad contra la sociedad INFORNET sobre la protección del derecho de autodeterminación informativa y el derecho de la seguridad jurídica. Dicha sentencia ordenaba a la empresa en mención abstenerse de utilizar y transferir la información que constaba en su base, referida a los datos estrictamente personales, a menos que en cada caso se tuviese la autorización o consentimiento expreso de su titular.

fuente: LaPagina.com.sv